Entradas

ecomerce-america-latina

Comercio electrónico en América Latina

El ecommerce o comercio electrónico es un segmento de rápido crecimiento de la economía y, aunque todavía no está tan penetrado en América Latina, promete un crecimiento impresionante en los próximos años. La logística es un elemento clave que permite el crecimiento en el comercio electrónico y todavía hay varios desafíos relacionados con la aduana, la entrega de última milla y los retornos que deben resolverse para permitir un crecimiento aún más rápido en el comercio electrónico en la región.

Comprendiendo el ecommerce

El ecommerce necesita un ecosistema de apoyo complejo para prosperar. En el centro está el consumidor final, y las marcas y minoristas que pueden conectarse emocionalmente con el consumidor final tienen el poder de tener éxito en un complejo mundo omnicanal. Los mercados de comercio electrónico como Amazon y Alibaba, o en el caso de América Latina, MercadoLibre, son a menudo los que allanan el camino para el ecommerce al facilitar a los consumidores finales y vendedores realizar transacciones en línea. Los 3PV (proveedores externos) permiten que las tecnologías vinculen varios aspectos de la venta en línea, mientras que las redes sociales se vuelven cada vez más importantes para influir en las decisiones de compra.

La promesa del crecimiento del comercio electrónico en América Latina

Si bien la penetración de las ventas de comercio electrónico del total minorista sigue siendo relativamente baja en n términos de ecommerce en América Latina, creemos que esto cambiará rápidamente. Existen algunas piedras angulares que impulsan el crecimiento, a saber, la creciente prevalencia de teléfonos inteligentes y planes de datos móviles, el establecimiento de opciones de pago localizadas (por ejemplo, menos del 20% de los hogares tienen tarjetas de crédito) y la mejora de la disponibilidad de productos. Los mercados dentro de América Latina son diferentes y los minoristas tienen diferentes estrategias dependiendo del tamaño de la base de consumidores localmente.

Los desafíos logísticos no resueltos del comercio electrónico en América Latina

La logística es un facilitador clave para el comercio electrónico, ya que impacta directamente en la experiencia del consumidor final. Todavía hay algunos desafíos para la logística en el comercio electrónico, también indicado por el hecho de que las compras en línea de bienes no físicos están creciendo aproximadamente 2 veces más rápido. Un desafío clave especialmente para las compras transfronterizas es el despacho de aduanas. Los procesos a menudo no están diseñados para envíos B2C y son lentos, engorrosos y caros. La entrega de última milla también puede ser un desafío debido a la congestión, las preocupaciones de seguridad y la falta de una enumeración de direcciones adecuada. Por último, pero no menos importante, las devoluciones son un desafío para los minoristas. Encontrar una solución de devolución efectiva (a menudo transfronteriza) que mantenga a los clientes leales sin ejercer una presión extrema sobre los costos es un desafío logístico clave en América Latina.

Panamá como centro de ecommerce – servicio y oportunidades de inversión

Un centro de comercio electrónico o ecommerce internacional exitoso debe tener algunos elementos que funcionen bien. En primer lugar, el establecimiento de zonas de libre comercio con los incentivos adecuados para las empresas es clave. Además, una buena infraestructura portuaria y aeroportuaria respaldada por regulaciones y procesos comerciales y aduaneros eficaces es clave para permitir que las mercancías entren y salgan sin problemas y de manera rentable. También son importantes el conjunto de habilidades de cumplimiento de comercio electrónico y la generación de una buena cooperación de la industria para que el ecosistema de comercio electrónico funcione bien. Panamá ya cuenta con algunos de esos elementos, como las Zonas de Libre Comercio y una buena infraestructura logística. Las regulaciones comerciales y aduaneras sobre exportaciones se pueden mejorar para que sean más relevantes para B2C, y la incorporación de conocimientos de logística de comercio electrónico o la creación de conocimientos locales en el tema es un requisito previo clave para el éxito en el comercio electrónico.